26
Fri, May
0 New Articles

Cofradías
Typography

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Felipe Osuna. El santuario de Nuestra Señora de la Sierra acogía este primer domingo del mes de febrero, la celebración de la Romería de la Candelaria, siendo el primero de los acontecimeintos romeros de los que se celebran a lo largo del año en el Picacho.

En esta ocasión se celebraba la CV edición y ha estado enmarcada por el tiempo desapacible. La lluvia ha sido una amenaza constante en los minutos que los fieles tardaron en recorrer los alrededores del Santuario e incluso subir y bajar al mirador superior, aunque eso sí no hizo acto de presencia durante la procesión del Divino Niño. Debido a la climatología la romería contó en esta ocasión con algo menos de público con respecto a años anteriores y es que a la amenaza de lluvia se unió el frío, e incluso la niebla que aparecía por momentos y que influyó en que hubiera personas, sobre todo de más edad, que decidiera quedarse en sus hogares y seguir la celebración por la televisión local.
Como suele ser habitual, la celebración comenzaba con la Bendición de las Candelas por parte del Consiliario de la Real Archicofradía y Rector del Santuario, D. Zacarías Romero Arroyo y, acto seguido comenzaba una procesión que fue precedida por la celebración de la Santa Misa. No faltaron las tortas, tartas y más presentes junto a la tradicional pareja de pichones que recuerdan el pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén, que furon llevadas por niños durante el recorrido y que posteriormente fueron rifadas.Tampoco faltaron los ramilletes de romero junto a una vela que cada uno de los fieles que acudieron a la romería portó en sus manos acompañando a la efigie del Niño Jesús de la Virgen Serrana que el propio sacerdote portaba bajo palio -llevado por cuatro acólitos- durante la procesión.
Tras la Eucaristía tuvo lugar el Besamanos al Divino Niño que durante la Santa Misa fue colocado sobre una peana situada a la izquierda del Altar Mayor y que tras concluir la Romería volvía a las manos de su Bendita Madre.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS